Retrato del Chef: Christophe Bacquié

Christophe Bacquié

Christophe Bacquie, con dos estrellas en la Guía Michelin y el título de Meilleur Ouvrier de France (Mejor Artesano de Francia) en 2004 en su posesión, se encarga de la dirección del restaurante del «Hôtel du Castellet» y de la cocina del restaurante Christophe Bacquié desde el 1 de noviembre de 2009.

A lo largo de su trayectoria profesional, ha habido varios encuentros que han tenido una importancia decisiva para él. Después de l'Oasis à Mandelieu-La-Napoule con Stéphane Raimbault y Louis Outhier, personalidades carismáticas y generosas, emprende diversas experiencias profesionales en París, entre las que cabe destacar su experiencia en el restaurante Prunier (París, 16ème arrondissement).

Regresa entonces a Córcega, donde se crió, y trabaja allí durante 12 años. Obtiene su primera estrella «Michelin» en 2002 y una segunda en febrero de 2007. En 2008 es galardonado por el Relais Gourmand Trophy y se convierte en «Grand Chef» Relais et Châteaux.

En 2009 decide enfrentarse a un nuevo reto y deja Córcega para mudarse a la Provenza. Toma el mando de las cocinas del «Hôtel du Castellet» y consigue la hazaña de recobrar su segunda estrella en 2010 en el restaurante Christophe Bacquié. El equipo de dirección del Castellet le confía también la responsabilidad total de las cocinas de la Oficina de Turismo compuesta por dos hoteles (Hôtel du Castellet*****, Grand Prix Hôtel***).

Comienza el año 2011 con su nuevo proyecto de restaurante bistrot («Le SanFelice») para el «Hôtel du Castellet», que se inaugura el mes de mayo de 2011.
En noviembre de 2011 el restaurante Christophe Bacquié entra a formar parte de la asociación «Les Grandes Tables du Monde».

Un equipo, una familia

Una de las prioridades del Chef Christophe Bacquié consiste en compartir su pasión y sus experiencias con el personal de su equipo.

Junto a su segundo al mando, Fabien Ferré, y su chef pastelero Loïc Colliau, se deleitan creando nuevos platos y formando a los nuevos aprendices, como si de una gran familia se tratase.

Un intercambio diario, reforzado por anos de trabajo juntos. Hoy en día les une una sola pasión: la pasión por la cocina.